Comparativa de los mejores electrocardiógrafos portátiles

Un electrocardiógrafo es un dispositivo electrónico que ayuda a captar y amplificar la actividad eléctrica de nuestro corazón. Para poder utilizarlo, se colocan determinados electrodos tanto en las extremidades como en posiciones pre cordiales. El resultado de estas actividades se registrará en un electrocardiograma.

Debido a la gran variedad de usos que tiene en el ámbito médico, tener un electrocardiógrafo portátil es algo crucial.

En esta sección, no sólo vas encontrar toda una gran cantidad de modelos para que puedas comprar el que necesites, sino que también te vamos a dar algunos consejos para que puedas encontrar el adecuado.

Los mejores electrocardiógrafos portátiles: Comparativa

Nº 3

PULOX PM10 ECG

Características
PROS
  • Compacto: Mide tan poco que no nos costará nada llevarlo.
  • Práctico: Realmente es muy útil.
CONS
  • Las instrucciones que nos da el fabricante son algo escuetas.
Detalles

Este producto se trata de un monitor de ECG con la particularidad de que es muy ligero y portátil, facilitando su transporte y manejo lo máximo posible. Además, a diferencia de otros tantos modelos que hay en el mercado, este resulta muy fácil de utilizar y de medir. Incluso hasta cuenta con una aplicación de medición individual muy precisa que nos muestra la forma de onda del ECG y la frecuencia cardiaca.

Cuenta con una toma USB en la estructura, además de incluir el propio cable (no tendremos que comprarlo de manera adicional).

Las mediciones que se consiguen con el dispositivo se pueden descargar en el PC (tanto los valores registrados, como las formas de onda). El propio programa que se encarga del registro nos permite imprimir todos estos resultados, y así poder llevarlos al próximo examen médico.

Dependiendo de la aplicación de medición deseada, el aparato es capaz de medir el ECG tanto en las manos, en las muñecas, en el pecho o en los tobillos.

Su tamaño es de 10 cm x 4,5 cm x 1,5cm.

Nº 2

Gima 33246 PM10

Características
PROS
  • Transferencia de datos: Los datos se transfieren vía bluetooth.
CONS
  • Falta información importante en la ficha técnica.
Detalles

Si buscas un electrocardiógrafo más completo, entonces echa un vistazo a esta opción. Además de tener un software específico que registra las mediciones, también tiene conexión de Bluetooth. La gran ventaja de esta tecnología inalámbrica es que nos permitirá transferir todos los datos sin necesidad de tener que utilizar ningún cable físico; tan solo necesitaremos que el bluetooth esté disponible y activo en el dispositivo de transferencia, enviar los datos y ya los tendremos listos.

Está pensado para un uso individual, o bien para toda la familia.

La marca lo recomienda como un dispositivo que realmente nos ayuda a evitar las enfermedades de índole cardiovascular, al mismo tiempo que es un aparato que permite reducir los riesgos.

La aplicación que trae para el PC es muy sencilla de utilizar: los datos los guardar de manera local, por lo que no hará falta tener que conectarse a la red. Se puede acceder a ellos fácilmente, incluso imprimirlos para llevarlos al médico, y que el profesional haga la valoración pertinente.

Su tamaño es de 10 cm x 4,5 cm x 1,5 cm y su peso de 59 gramos.

Nº 1

EMAY Monitor Portátil de ECG

Características
PROS
  • Peso ligero: Es un aparato que pesa nada y menos.
  • Fácil de usar: Solo habrá que pulsar un botón.
CONS
  • No tiene ninguna pega de importancia.
Detalles

Y terminamos con este monitor que funciona de manera muy rápida: es capaz de registrar 30 segundos de una única frecuencia de ECG y latidos del corazón en tiempo real. Puede detectar arritmias, elevación del ST, PVCs, latidos salteados, taquicardias, bradicardias e, incluso, hasta latidos salteados.

Los reportes de este aparato pueden almacenarse en PDF, imprimirlos y compartirlos sin tener que pagar por ello (algo que si que ocurre con algunos modelos).

Es muy fácil de utilizar: no hará falta que oprimir el botón de la estructura. No hará falta usar cables, o cualquier otro elemento que pueda elevar la dificultad.

Es un dispositivo pequeño y ligero, de bolsillo (su peso es de tan solo 60 gramos).

La marca lo recomienda para cuando se sientan molestias cardiacas; nos mostrará el ritmo cardiaco, latidos cardiacos y nos informará de los resultados en menos de un minuto. Cómo ya hemos comentado, para que funcione no necesitará cables.

Ten presente que el software solo funcionará en sistemas Windows a partir de la versión 7, y en MAC OS a partir de la versión 10.12 en adelante.

Echa un vistazo a estos 2 analisis también:

Cardio-B 33261

Este electrocardiógrafo palmar tiene un precio bastante más elevado que el que tienen la gran mayoría de los modelos que encontramos en el mercado, pero en cuanto conozcas sus prestaciones te darás cuenta de que realmente merece la pena, y mucho. Es compacto, portátil y muy fácil de utilizar: nos ofrece la forma de onda cada 30 segundos y es muy fidedigno a la hora de ofrecernos las mediciones.

En la estructura cuenta con una toma USB que nos permitirá la descarga de datos. Lo único que tendremos que hacer es conectar con cable que vaya desde el dispositivo al ordenador, además de instalar el software correspondiente. Así podremos visualizar el ECG y hasta imprimir los datos para llevarlos al centro médico.

El tamaño del artículo es de 125 mm x 70 mm x 21,5 mm y su peso ligero, de tan solo 106 gramos.

El ECG se puede detectar de 4 formas diferentes: en la palma de la mano, pierna, pecho o bien con los cables comunes. Este aparato nos ofrece la fórmula más fácil para conseguirlo.

Puntos positivos:

  • Conectividad: Se conecta al PC con USB para transferir los datos.
  • Compacto: Aparato muy compacto y fácil de utilizar.
  • Preciso: Ofrece las mediciones de manera muy precisa.

Puntos negativos:

  • Poca información en la ficha técnica.

COMPRAR AHORA ¡Pulsa aquí para ver precio!


¡Pulsa aquí para ver opiniones de clientes en amazon!


Beurer ME 80

Beurer nos ofrece este dispositivo móvil de electrocardiogramas ECG que se considera de los más preciso que se pueden encontrar en el mercado. Es una buena opción para que tengamos el ritmo cardíaco siempre controlado. Nos permite hacer un seguimiento en cualquier lugar, ya que es tan compacto que no tendremos ningún problema para poder llevarlo de un sitio a otro.

Permite grabar la frecuencia cardiaca en ese momento: por ejemplo, en el caso de que nos encontremos mal, o que el médico nos haya indicado que hagamos un seguimiento continuado, este aparato nos lo permitirá conseguir. Así, los datos registrados los podemos poner de manifiesto delante de los médicos, para que así puedan valorar.

Integra un dispositivo USB integrado que permitirá transferir los datos de manera sencilla al PC. Tan solo será cuestión de conectarlo y utilizar el software de gestión de ECG para visualizarlos.

Funciona con una batería de litio de gran calidad: tendremos que cargarla a través de su conexión USB y la autonomía de la misma será muy elevada.

Puntos positivos:

  • Ligero: El peso es de tan solo 40,8 gramos.
  • 99 memorias: Puede registrar muchas mediciones sin que estemos borrando.
  • Conexión USB: Facilita la conexión con el PC.

Puntos negativos:

  • El coste de este modelo, en comparación con otros, es algo elevado.

COMPRAR AHORA ¡Pulsa aquí para ver precio!


¡Pulsa aquí para ver opiniones de clientes en amazon!


Consideraciones a tener en cuenta a la hora de comprar un electrocardiógrafo portátil

Formato de impresión: Los formatos de impresión que sean reducidos suelen ayudarnos a ahorrar costes a largo plazo. Sin embargo, si el formato de impresión es más grande, se considerará mucho más cómodo para almacenar y para manejar. Si no quieres renunciar a ninguna de las dos prestaciones anteriores, entonces lo que deberías de hacer es buscar un ecg portátil que te ayudase a conseguir los dos formatos de impresión.

También deberías de buscar un dispositivo que te diera la opción para poder conectarlo a una impresora externa. Dependiendo de la situación, puede ser muy útil poder imprimir utilizando papel normal.

¿Con pantalla?: Elegir un “electrocardiógrafo portátil” que tenga canales es la mejor opción. Nos permitirá ver el funcionamiento de los mismos antes de comenzar con el registro. Si eliges un electrocardiógrafo que no tenga pantalla integrada, no te permitirá seguir la estabilidad de los canales antes de comenzar con el registro. Desgraciadamente, esto puede llegar a repercutir de una forma extrema en los resultados adulterándolos y haciendo que no sean precisos.

Sin embargo, elegir uno de estos dispositivos con pantalla reducida bastante la portabilidad. De ti dependerá encontrar lo que más se adapte al uso que le vayas a dar.

Exportación de datos: Deberías de comprobar que el electrocardiógrafo disponga de conexión del tipo RS232 para entradas y para las salidas. Gracias a ello podrás estar seguro de que es compatible tanto con un ordenador personal, con un portátil, incluso con impresoras externas.

Si el equipo de electrocardiógrafo portátil dispone de diferentes métodos de conexión, es importante evaluar los para poder tomar una decisión de que es lo que más te interesa.

Capacidad de almacenamiento: También deberías averiguar la cantidad máxima de registros que puede almacenar. Dependiendo de tu área de especialización, de tu práctica médica, así como de otros criterios relacionados, deberías evaluar varios equipos, su capacidad de almacenamiento, y con qué tipo de datos es capaz de trabajar.

¿En cuántos canales opera?: El ecg portátil puede funcionar en diferentes canales: puede ser en tres, en cinco, el seis o, incluso, 12 canales.

Cuánto más canales tengan, mayor información te va a proporcionar… Sin embargo, también requerirá más tiempo para proceder con el análisis.

Analizando todas estas especificaciones, lo único que nos queda hacer es echar un vistazo al precio.

¿Nos Ayudas?

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales, de esta forma podremos llegar a más gente como tú y ayudarles a tomar una decisión correcta. Haz clic en alguno de los botones de abajo. ¡Muchas gracias!