Los mejores andadores con ruedas de 2021

Paula Fernandez
Traumatóloga
Nuestro método
97 Opiniones de usuarios analizadas
12 Artículos evaluados
66 Preguntas de usuarios analizadas

Un andador es un accesorio que ha sido diseñado para ayudar a aquellas personas que tengan dificultades para poder desplazarse, pudiéndolo hacer por su cuenta, sin necesitar ayuda. Podemos encontrarlos sin ruedas o con ruedas, siendo estos muchos más prácticos, ya que facilitarán los desplazamientos.

Encontramos diferentes tipos de andadores: tenemos los fijos, los modelos articulables (que ofrecen una cierta ayuda para que el usuario se pueda levantar), modelos con ruedas (sin o con asiento o con/sin frenos). Además, la mayoría de los modelos suelen dar la opción de regularse en altura, además de plegarse con facilidad.

 

Hazte con los andadores para mayores con ruedas más vendidos online

Last update was on: junio 22, 2021 6:56 am

 

¿Para qué podemos usar este producto?

Los andadores están pensados para personas que tienen una cierta debilidad en las extremidades inferiores, pudiendo presentar falta de seguridad a la hora de caminar, diferentes trastornos de equilibrios, o pérdida de la fuerza en los miembros superiores.

El principal objetivo de usar un andador es ayudar a que las personas recuperen su autonomía, logrando una mejor estabilidad y apoyo que un bastón.

En esta sección te ofrecemos toda una serie de modelos de andadores con ruedas.

Para que sepas el que mejor se corresponde a cada caso en cuestión, te hemos preparado también algunos de los criterios que se deben de evaluar antes de elegir uno.

Sigue leyendo para encontrarla.

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de comprar un andador con ruedas

¿Qué uso le vas a dar?

Para interiores: Si queremos comprar un andador para usarlo en interiores, habrá que evaluar que los suelos de una casa suelen ser más bien lisos, por lo que la mejor opción suele ser los que no tienen ruedas. Si tenemos pasillos estrechos, puertas reducidas, o espacios ajustados, entonces compraremos un andador en consecuencia.

Para exteriores: Los más recomendados para exteriores son los andadores con ruedas, concretamente los que tienen 3 o 4 ruedas. Estos son muy interesantes ya que vienen preparados para poder adaptarse a las diferentes irregularidades del terreno; suelen tener frenos de presión o de maneta, asientos con respaldo  y accesorios como cestas para llevar todo lo que haga falta.

Sin embargo, manejarlos requiere de una cierta movilidad, ya que el usuario tiene que tener fuerza para llevarlo y, además, debe de poder pulsar los frenos.

Para exteriores e interiores: Si te hace falta un andador para exterior y para interior al mismo tiempo, entonces deberías de apostar por uno de dos ruedas. Estos funcionan de la siguiente manera: gracias a su andador, el aparato se va deslizando, y se puede caminar de una forma más o menos ligera; sin embargo, las conteras tienen la capacidad de frenar al paciente, evitando que se pueda producir cualquier tipo de accidente. Algunos de estos andadores con ruedas disponen de un asiento para que se pueda descansar llegado el caso.

Materiales

Aluminio: Los andadores de aluminio son ligeros, resistentes y aguantan muy bien los cambios extremos de temperatura o de humedad. Su peso aproximado es de 3kg.

Acero inoxidable: Son los más fuertes por excelencia y, aunque cuestan un poco más, también tienen un mayor aguante al paso del tiempo. El único problema es que pesan más del doble que los anteriores, dato que puede hacer que el usuario se canse muy rápido mientras lo esté usando.

Regulación de altura

Es recomendable elegir un modelo que se pueda regular en altura… aunque prácticamente todos los modelos lo pueden hacer.

Para adaptar la altura, el usuario se tendrá que colocar de pie, manteniendo los codos ligeramente flexionados, con el valor de aproximadamente 20º de codo aproximado.

Importante: En el caso de que los brazos no se doblen en un ángulo adecuado, el paciente puede estar sometido a mucha presión en la zona de la espalda y de los hombros, lo que proliferaría la aparición de ciertas lesiones.

Ruedas para andadores

Aunque las ruedas de estos aparatos están pensadas para durar, lo cierto es que es posible que con el paso del tiempo se empiecen a estropear, o bien que podamos haber tenido algún accidente con ellas y hayan quedado inutilizadas. Afortunadamente, también podemos comprar las ruedas para andadores de forma adicional.

Por esta razón, en el momento en el que compremos el andador, no estaría de más echar un vistazo a sus recambios, para ver si son fáciles de encontrar y baratos.

Buenas, mi nombre es Paula y soy traumatóloga. Durante años de trabajo he visto infinidad de lesiones y malos hábitos o productos que se han comprado que las han hecho empeorar. Por ello vengo a ayudaros a que con una buena opinión sepáis en qué os tenéis que fijar a la hora de comprar.

Ortopediaymas
Artículos sobre Andadores para ancianos